Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 7-15

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 7-15

Lectio Divina por María Guadalupe Rodríguez García de México 🇲🇽

0. Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, y de tu amor enciende la llama.
(Canto de Taize “Tui amoris ignem”)
Veni Sancte Spiritus, tui amoris ignem accende.

1. Lectura del santo Evangelio según Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes, pues, oren así:
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas”.
Palabra del Señor.

¿Qué dice el texto?

Dos evangelistas hacen mención del Padre Nuestro: Lucas y Mateo. En esta ocasión leemos que Mateo sitúa a Cristo enseñando el Padre Nuestro en el contexto del Sermón de la montaña y hace un énfasis especial en cómo debe orar aquel que confía en el Dios verdadero, por eso resalta las palabras de Cristo que se refiere a los paganos o gentiles como aquellos que no saben cómo orar porque no conocen al que oran. El contenido del Padre Nuestro se presenta así como la oración más perfecta, la oración universal de los cristianos.

2. Meditación. ¿Qué me dice a mí el texto?

A veces me cuesta trabajo encontrar palabras para dirigir a Dios en mi oración, a veces son tantas las emociones, las preocupaciones, los pensamientos que me acogen que me es casi imposible elaborar un discurso que dirigir al Padre, pero no necesito mucho, Dios ya sabe que hay en mi corazón, el Padre Nuestro es entonces la oración de un hijo humilde, que sabe que Dios es todo lo que necesito, y que en él encuentro cobijo, seguridad, perdón y salvación. Jesús dice: «nuestro» no sólo porque nos ha hecho hijos adoptivos, sino porque cada vez que oramos al Padre él está orando con nosotros.

¿Cómo dispongo mi corazón para orar el Padre nuestro?

3. Oración. ¿Qué le respondo a Dios?

Señor, no necesito decir mucho cuando tú ya lo has dicho todo. Que haga mías las palabras de Cristo, graba el Padre Nuestro en mi corazón:
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

4. Contemplación

“Padre nuestro”. “Hágase tu voluntad”.

5. Acción

Te invito a orar un Padre nuestro cada vez que tu corazón se sienta incierto, dudoso o sin ganas de orar.

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 9-11

Lectio Divina por: Johann Alvarez de Colombia  🇨🇴 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Espíritu Santo, revelación …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí