Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 9, 18-26

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 9, 18-26

Lectio Divina por el Padre Alejandro López Cardinale de Venezuela – USA

Lunes XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo B

0.ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles

y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Envía, Señor, tu Espíritu,

que abra nuestra mente para acoger tu Palabra, 

recrearnos en tu amor, 

entender tu voluntad 

y la fuerza para responder a tu llamada. 

Así, con nuestro corazón ardiendo, 

podamos juntos renovar la faz de la tierra. Amén.

1. LECTURA

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9,18-26 📖

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se le acercó un jefe de la sinagoga, se postró ante él y le dijo: “Señor, mi hija acaba de morir; pero ven tú a imponerle las manos y volverá a vivir”. Jesús se levantó y lo siguió, acompañado de sus discípulos. Entonces, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó la orilla del manto, pues pensaba: “Con sólo tocar su manto, me curaré”. Jesús, volviéndose, la miró y le dijo: “Hija, ten confianza; tu fe te ha curado”. Y en aquel mismo instante quedó curada la mujer. Cuando llegó a la casa del jefe de la sinagoga, vio Jesús a los flautistas, y el tumulto de la gente y les dijo: “Retírense de aquí. La niña no está muerta; está dormida”. Y todos se burlaron de él. En cuanto hicieron salir a la gente, entró Jesús, tomó a la niña de la mano y ésta se levantó. La noticia se difundió por toda aquella región.

Palabra del Señor. 

Démonos un tiempo de silencio interior para que la Palabra haga eco en nuestra mente y corazón.

Antes de pasar a la meditación, ¿qué dice el texto?

Contexto. Este pasaje bíblico suena fresco a nuestros oídos pues fue el Evangelio de hace dos domingos, pero narrado por Marcos. Ambos relatos, el de Marcos y el de hoy, de Mateo, describen los dos encuentros de Jesús de manera muy similar. Mientras Marcos enriquece el relato con detalles sobre los personajes y el ambiente de la casa de Jairo, Mateo mantiene el relato más simple y centrado mucho más en las acciones de Jesús y lo que realiza, pues va mucho más con el pensamiento de Mateo, que quiere presentar a Jesús como el nuevo Moisés, el que lleva a cumplimiento y plenitud la ley (recordemos que Mateo escribe a los judíos convertidos al cristianismo). Jesús se presenta como un profeta con poder tan grande que sana no solamente las dolencias físicas sino, más importante aún, las espirituales. Él, Jesús, es el verdadero profeta.

2. MEDITACIÓN. ¿Qué me dice el texto?

¿Me dejo tocar por Jesús para que me sane?

¿Confío en el poder sanador de Jesús en mi vida y en la vida de los demás?

¿Qué situaciones de debilidad y de muerte Jesús me está pidiendo que le presente para que Él pueda sanarlas y transformarlas en vida?

3. ORACIÓN (Oro con el texto bíblico)

“Con solo tocar su manto me curaré.” 

“Hija, ten confianza; tu fe te ha curado” 

“Jesús, tomó a la niña de la mano y ésta se levantó.”

“La noticia se difundió por toda aquella región.”

4. CONTEMPLACIÓN

Les invito a realizar este momento de contemplación escuchando esta canción:

 

https://youtu.be/Hlg_M6qJ5rY

 

Ministerio Dei Verbum.

 

5. ACCIÓN, ¿a qué me comprometo con Dios?

Estaré atento a los enfermos de mi familia y los que viven cerca de mí, orando por ellos y, si es posible, haciéndole una visita o preparándole un alimento.

¿Qué acción concreta haré hoy para “dejarme tocar” por Jesús y así Él pase sanando mis heridas?

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Alejandro López-Cardinale

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 29-32

Lectio Divina por Jorge Ortiz de Colombia 0. Invocación al Espíritu Santo🕊️ Ven Santo Espíritu …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí