Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Lectio Divina del día – WhatsApp Juan 10, 31-42

Lectio Divina del día – WhatsApp Juan 10, 31-42

Lectio Divina por Ernesto Izquierdo De Cuba

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, ilumíname, dame sabiduría, dame un corazón y una mente abierta a la escucha del mensaje que hoy me quieres regalar a través de tu palabra. Ven Espíritu Santo.

-Amén-

TEXTO BÍBLICO: Juan 10, 31-42

Los judíos tomaron piedras para apedrearlo.
  Jesús les dijo:
   —Por encargo del Padre les hice ver muchas obras buenas: ¿por cuál de ellas me apedrean?
  Le contestaron los judíos:
   —Por ninguna obra buena te apedreamos, sino por la blasfemia, porque siendo hombre te haces Dios.
  Jesús les contestó:
   —¿No está escrito en la ley de ustedes: Yo les digo: son dioses? Si la ley llama dioses a aquéllos a quienes se dirigió la Palabra de Dios, y la Escritura no puede fallar, ¿cómo dicen: Tú blasfemas al que el Padre consagró y envió al mundo, porque dijo que es Hijo de Dios?
  Si no hago las obras de mi Padre, no me crean. Pero si las hago, crean en las obras aunque no me crean a mí, así reconocerán y sabrán que el Padre está en mí y yo en el Padre.
  [Entonces] intentaron arrestarlo de nuevo, pero él se les escapó de las manos. Pasó de nuevo a la otra orilla del Jordán, donde Juan bautizaba en otro tiempo, y se quedó allí.
  Acudieron muchos a él y decían:
   —Aunque Juan no hizo señal alguna, todo lo que dijo de éste era verdad.
  Y allí, muchos creyeron en él.

 BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

El Evangelista Juan, presenta la controversia entre Jesús y los judíos que se da en Jerusalén cuando Jesús paseaba en el templo, en el pórtico de Salomón, hasta el punto de que los judíos intentan apedrear a Jesús, pero éste les dijo que por cuál obra buena lo quería apedrear, el caso es que los judíos acusaban a Jesús de blasfemia y Jesús ante esta acusación, les echa en cara la Escritura y les invita a creer no Él sino en las obras buenas que hacía en nombre de su Padre. Luego intentaron arrestarlo pero Jesús se les escapó y se fue a la otra orilla del Jordán donde muchos creyeron en Él.

Vemos acá a Jesús que rebate la acusación de los judíos con dos argumentos: el testimonio de la Sagrada Escritura (las profecías) y el de sus propias obras (los milagros), pero en contraste con la oposición de unos está la adhesión de otros que van a buscarle allí donde se han retirado, éstos eran los que habían creído en las palabras de Juan el Bautista cuando anunciaba que Jesús era el Hijo de Dios y creyeron en Jesús

Reconstruimos el texto:

1.       ¿Quiénes intentaron apedrear a Jesús?

2.       ¿Qué les dijo Jesús a los judíos?

3.       ¿De qué acusaban a Jesús los judíos?

4.       Ante la acusación de los judíos, ¿qué dice Jesús?

5.       ¿Para dónde se fue Jesús? ¿Qué pasó con la gente de este lugar?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

1.       ¿Cuántas veces he intentado ofender a Jesús con mis actitudes o quizás he renegado o dudado de su poder y de su gloria divina?

2.       ¿Crees en las obras que Dios Hijo ha hecho en tu vida?

3.       ¿Agradeces o alabas el nombre de Jesús ante las maravillas que hace en tu vida?

4.       ¿Cuáles de las enseñanzas de Jesús en este pasaje le gustan especialmente?

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

Gracias Señor por tu Palabra de vida. Te amo y bendigo por todo las obras buenas que has hecho en mi vida y las sigues haciendo. Aumenta mi fe, ayúdame a no ofenderte con mis pecados, no me dejes caer en la tentación de menospreciar tu amor y misericordia, porque creo que tú eres el Dios vivo, el Dios que hace tanto por mí y la humanidad. Gracias Jesús, hoy pongo en tus manos mi vida y con ella mis alegrías y dolores.

Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Añadimos nuestras intenciones de oración.

-Amén-

4. CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

«Crean en las obras aunque no me crean a mí»
(Versículo 38)

5.- ACCIÓN: ¿A qué me o nos comprometemos con Dios?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

En lo personal, podemos pedirle perdón a Jesús por nuestros pecados y hacer el día de hoy una obra buena sea espiritual o corporal para dar testimonio de Cristo vive en mí.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí