Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Lectio Divina del día – Whatsapp Lucas 14, 1a. 15-24

Lectio Divina del día – Whatsapp Lucas 14, 1a. 15-24

Lectio Divina por Gabriel Relaja de Paraguay

Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, llena mi mente y mi corazón de tu luz, ven espíritu de sabiduría vacíame de mis dudas, Ven Espíritu de entendimiento permíteme oír la voz del Señor.
Ven espíritu de Fortaleza dame la valentía de hacer la voluntad de mi Creador.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 14, 1a. 15-24

Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos.
Uno de los invitados le dijo: “¡Feliz el que se siente a la mesa en el Reino de Dios!”
Jesús le respondió: “Un hombre preparó un gran banquete y convidó a mucha gente. A la hora de cenar, mandó a su sirviente que dijera a los invitados: “Vengan, todo está preparado”. Pero todos, sin excepción, empezaron a excusarse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un campo y tengo que ir a verlo. Te ruego me disculpes”. El segundo dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos. Te ruego me disculpes”. Y un tercero respondió: “Acabo de casarme y por esa razón no puedo ir”.
A su regreso, el sirviente contó todo esto al dueño de casa, y éste, irritado, le dijo: “Recorre en seguida las plazas y las calles de la ciudad, y trae aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los paralíticos”.
Volvió el sirviente y dijo: “Señor, tus órdenes se han cumplido y aún sobra lugar”.
El señor le respondió: “Ve a los caminos y a lo largo de los cercados, e insiste a la gente para que entre, de manera que se llene mi casa. Porque les aseguro que ninguno de los que antes fueron invitados ha de probar mi cena”.

1er. Paso Lectura: ¿Qué dice el texto?

Jesús cuenta la a parábola del banquete. Mucha gente ha sido invitada, pero la mayoría no acudió, ponía diferentes escusas, que de acuerdo a las costumbres de la época de los judíos eran razones bien justificadas. El dueño de la fiesta se indigna viendo que los convidados no acuden y manda llamar a los pobres, a los lisiados, a los ciegos, a los cojos. Pero sigue habiendo sitio. Entonces el dueño manda convidar a todo el mundo, hasta que la casa queda llena.

2do. Paso Meditación: ¿Qué me dice Dios en el texto?

. La comida de la fiesta está lista, pero los invitados no quieren concurrir a esta. Los invitados, que podemos suponer son gente de cierta posición económica por las excusas que dan, cometen una falta de cortesía al no asistir. Sus excusas, y muchas de las nuestras, no son suficientes. Las posesiones económicas, el trabajo o la familia no deberían impedirnos asistir al banquete del Reino. Pero El Señor quiere tener su casa llena de gente e igualmente hará su fiesta. Las puertas del Reino de Dios están abiertas y la invitación para participar de este está hecha. No nos quedemos afuera… dejemos las excusas! Esta es la gran invitación que nos hace hoy el evangelio. La parábola presentada hoy nos invita a reflexionar acerca de nuestras actitudes.

¿A qué grupo pertenecemos:
A los que ponemos excusas en las cosas de este mundo para no participar o estar cerca de Dios.
O a los que por participar en la Iglesia en algún servicio ya nos sentimos con derecho a decidir quien puede participar o no del gran banquete junto a Dios?.

3er. Paso Oración: ¿Qué le respondo a Dios?

Amado Jesús, ¿quién soy yo para que Tú me busques y me invites a participar en tu banquete. Perdón porque muchas veces no soy digno de compartir la mesa contigo. Pero me sigues invitando con amor para que me acerque a ti.

Gracias, Señor, por tanto amor y por estar siempre a mi lado. Contigo lo tengo todo y por Ti quiero darlo todo.

Ayúdame a no fallarte, a dejar atrás mis escusas y seguirte fielmente. Amén.

4to. Paso Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?

¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?
“Recorre en seguida las plazas y las calles de la ciudad, y trae aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los paralíticos”.
“Ve a los caminos y a lo largo de los cercados, e insiste a la gente para que entre, de manera que se llene mi casa”.

5to. Paso Acción: ¿A qué me comprometo con Dios

Como muestra de agradecimiento por la invitación constante de Dios para participar de su banquete, llegar siempre puntual a la Eucaristía y otras actividades de la Iglesia en donde somos invitados o realizamos algún servicio. También invitar a más personas para que puedan compartir con nosotros el gran banquete del Reino de Dios

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Gabriel Rejala

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 21, 1-4

Lectio Divina por Adrián García de República Dominicana Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Santo. …

0 0 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí