Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Lectio Divina del día – Whatsapp Mateo 21, 23-27

Lectio Divina del día – Whatsapp Mateo 21, 23-27

La Lectio Divina por María Laura Sánchez de Argentina

0. Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, Ven a nuestras vidas, a nuestros corazones, a nuestra comunidad. Ilumina nuestra inteligencia para que podamos comprender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo; y mueve nuestra voluntad para que tu Palabra se haga vida en nosotros. Amén.

1. Lectura del santo Evangelio según san Mateo (21, 23-27):

Llegado al Templo, mientras enseñaba se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo diciendo: « ¿Con qué autoridad haces esto? ¿Y quién te ha dado tal autoridad?» Jesús les respondió: «También yo os voy a preguntar una cosa; si me contestáis a ella, yo os diré a mi vez con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres?» Ellos discurrían entre sí: «Si decimos: `Del cielo’, nos dirá: `Entonces ¿por qué no le creísteis?’ Y si decimos: `De los hombres’, tenemos miedo a la gente, pues todos tienen a Juan por profeta.» Respondieron, pues, a Jesús: «No sabemos.» Y él les replicó asimismo: «Tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»
Palabra del Señor.

¿Qué dice el texto?

El evangelio de hoy describe el conflicto que Jesús tuvo con las autoridades religiosas de la época después de haber echado a los vendedores del Templo. Los sacerdotes y los ancianos del pueblo quieren saber con qué autoridad Jesús hacía esas cosas al punto de entrar en el Templo y expulsar a los vendedores. Las autoridades se consideraban dueños de todo y pensaban que nadie podía hacer nada sin su permiso. Por eso, perseguían a Jesús y trataban de matarlo.
Ellos no preguntan por la verdad ni por la razón que le llevó a Jesús a expulsar los demonios. Preguntan de dónde le viene la autoridad. Piensan que Jesús tiene que rendirles cuenta. Piensan que tienen derecho a controlarlo todo. No quieren perder el control de las cosas. Jesús no se niega a responder, pero su pregunta va a revelar la falta de honestidad de los adversarios. Para Jesús, el bautismo de Juan venía del cielo. Él mismo había sido bautizado por Juan. Los hombres del poder, por el contrario, habían tramado la muerte de Juan, y así mostraron que no aceptaban su mensaje y que consideraban su bautismo como cosa de hombres y no de Dios.
Los sacerdotes y los ancianos se dieron cuenta del alcance de la pregunta y dieron una respuesta oportunista e interesada. El único interés de ellos era no perder su liderazgo ante la gente.
Hoy también, algunos que ejercen el poder, tanto en la sociedad como en la iglesia y en la familia, quieren controlar todo como si fueran ellos los dueños de todos los aspectos de la vida de la gente. A veces, llegan hasta perseguir a los que piensan de forma diferente. Así debe actuar el creyente que tiene el pensamiento de Cristo y el Espíritu de Cristo, pues ante la oposición de ideologías o las persecuciones, no debe dejarse manipular ni controlar sino someterse a la única voluntad que debe escuchar y realizar, la de Dios Padre.

2. Meditación: ¿Qué me dice el Señor?

Para ayudarnos en la meditación, en el silencio de nuestro interior respondemos estas preguntas:
• ¿Permito yo que el respeto por el otro defina mis palabras?
• ¿Tomo yo decisiones con la intención de preservar mi posición y poder?
• ¿Puedo hablar con Jesús acerca de esto, y pedirle la gracia de ser libre, como Él fue?
• ¿Me hago el distraído a veces, ante la verdad de lo que Jesús está tratando de decirme?

3. Oración: ¿Qué le respondo yo al Señor?

Jesús, que cualquiera sea la autoridad que tengo, permíteme usarla en el amor al servicio de los que me rodean. Señor, permite que yo no busque torcer tu Palabra o doblegar el Espíritu. Más bien, hoy mantenme abierto al Misterio divino. Amén.

4. Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?

Durante el día, meditemos las Palabras de este Evangelio y escuchemos la voz de Dios que habla en nuestro interior.
“¿Quién te ha dado tal autoridad?”.

5. Acción: ¿Cómo llevo a la vida esta Palabra?

Ofrezcamos al Señor un pequeño sacrificio…. Estemos atentos a las diferentes relaciones de autoridad que establezco con mis hermanos y evaluó como soy ante ellas. Es el momento de hacer carne en tu vida la Palabra de Dios.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de María Laura Sánchez Mauroyriñis

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 8, 16-18

Lectio Divina por Greicy Ramírez Aldana de Colombia Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Divino. …

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí