EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 8, 11-13

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 8, 11-13

Lectio Divina por José Tomás Otamendí González de Venezuela

Muy Buenos días Hermanos Cristonaut@s, les corparto la Lectio Divina del día de hoy 13 de febrero.

Invocación al Espíritu
Ven, oh Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor, tú que te complaces en habitar en los rectos y sencillos de corazón; concédenos vivir por tu gracia de tal manera, que merezcamos tenerte siempre con nosotros, haz que este mismo Espíritu nos haga gustar y amar el bien, y siempre nos llene del gozo de sus consuelos divinos. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Lectura del Evangelio de San Marcos 8, 14-21
Cuando los discípulos iban con Jesús en la barca, se dieron cuenta de que se les había olvidado llevar pan; solo tenían uno. Jesús les hizo esta advertencia: “Fíjense bien y cuídense de la levadura de los fariseos y de la de Herodes”. Entonces ellos comentaban entre sí: “Es que no tenemos panes”. Dándose cuenta de ello, Jesús les dijo: “¿Por qué están comentando que no trajeron panes? ¿Todavía no entienden ni acaban de comprender? ¿Tan embotada está su mente? ¿Para qué tienen ustedes ojos, si no ven, y oídos, si no oyen? ¿No recuerdan cuántos canastos de sobras recogieron, cuando repartí cinco panes entre cinco mil hombres?”. Ellos le contestaron: “Doce”. Y añadió: “¿Y cuántos canastos de sobras recogieron cuando repartí siete panes entre cuatro mil?” Le respondieron: “Siete”. Entonces él dijo: “¿Y todavía no acaban de comprender?”
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Meditación
El texto evangélico es una lección con reproche de Jesús a sus apóstoles. Comer hay que comer; pero no sólo eso, lo importante es que el pan que comamos esté fermentado con levadura auténtica, no con la levadura de los fariseos, la hipocresía, el autoengaño interesado; o la de Herodes, la frivolidad, la incapacidad de sacar conclusiones de los hechos, de “entenderlos”. ¿Sólo tienen un pan para ellos? ¿Qué pasó cuando Jesús mandó poner en común y repartió unos pocos peces y panes? La multitud de seguidores se hartó y sobraron panes. Esa escasez de pan es superable si se sabe poner en común, el pan y la insuficiencia de él, el hambre. Es decir: si no se piensa sólo en uno mismo, en los intereses más inmediatos, si no se cae en la tentación de satisfacer el deseo inmediato y acuciante, y se mira más allá de uno mismo y del momento. Lo importante es saber con qué fermentamos nuestra vida, que levadura usamos, para que tenga sentido, sea realmente humano nuestro vivir, de acuerdo con la visión del ser humano que Jesús en su evangelio nos presenta. Un ser humano que ha de ser agradecido a los bienes que recibe de Dios, y dispuesto a compartirlos con los demás.
Jesús tiene que recordar insistentemente a sus discípulos el poder que tiene para realizar los milagros, para que así, no vuelvan a dudar ni a desconfiar más de él. Y a nosotros también y, de muchas maneras, Jesús nos recuerda que siempre está con nosotros, dispuesto a realizar milagros en ayuda de nuestra salvación. No nos deja solos, sino que nos acompaña tanto en los momentos de tristeza como de alegría; nos invita a tenerlo como centro de nuestra vida. De nosotros depende si lo dejamos en primer lugar, si lo aceptamos como nuestro Salvador o no. Muchas veces, a pesar de la insistencia de Jesús, no queremos reconocerlo, preferimos estar lejos de él; nos parece aburrido su mensaje. Hoy, Cristo nos invita a salir de la oscuridad de nuestro egoísmo y soberbia, y a abrir nuestra mente, oídos y corazón para poder comprender su mensaje de vida nueva.

Oración
Gracias Padre, porque en Cristo nos revelaste la fuerza de tu Cruz salvadora. Guárdanos de la levadura de la incredulidad y de sentirnos avergonzarnos del Evangelio de Jesús. Abre nuestros ojos, mente y corazón para reconocer tu Amor y responder generosa y confiadamente a tu Voluntad. Queremos quitar la vieja levadura y ser masa nueva, panes nuevos para celebrar la Pascua de Cristo con los hermanos, como hombres y mujeres nuevos, nacidos de tu Espíritu y de tu Palabra.

Contemplación
Fíjense bien y cuídense de la levadura de los fariseos y de la de Herodes
¿Todavía no entienden ni acaban de comprender? ¿Tan embotada está su mente?

Acción
Ser generosos en el tiempo que le dedicamos a las personas que nos piden ayuda hoy, que podamos ser verdaderas levaduras fermentadas en el Amor y Misericordia de Cristo.

Sobre José Tomás Otamendi

Joven dinámico, dispuesto y entregado al trabajo juvenil en mi país

Rivsar

Padre Hector Colombia

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 5-13

Lectio Divina por el Padre Padre Héctor Fabio Ramírez y la misionera Diela Vergara de Colombia …

2 comentarios

  1. Casimiro Yupa Hallasi

    Es interesante el Evangelio del día, y es ayuda para mi crecimiento en Espíritu y en Verdad. Gracias y Dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 3 =

*