Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 16,16-20

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 16,16-20

Lectio Divina
José Manuel Reyes de República Dominicana 🇩🇴

Invocación Espíritu Santo
Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetras las almas; fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos. Amén.

Lectura del santo evangelio
Juan 16, 16-20
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Dentro de poco tiempo ya no me verán; y dentro de otro poco me volverán a ver”. Algunos de sus discípulos se preguntaban unos a otros: “¿Qué querrá decir con eso de que: ‘Dentro de poco tiempo ya no me verán, y dentro de otro poco me volverán a ver’, y con eso de que: ‘Me voy al Padre’?” Y se decían: “¿Qué significa ese ‘un poco’? No entendemos lo que quiere decir”.
Jesús comprendió que querían preguntarle algo y les dijo: “Están confundidos porque les he dicho: ‘Dentro de poco tiempo ya no me verán y dentro de otro poco me volverán a ver’. Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría”. Palabra del Señor.

Meditación ¿Qué me dice el texto?
En el relato del evangelio de hoy Jesús intenta consolar a los suyos por la tristeza que sienten por su partida, asegurándole que su ausencia durará poco; “Dentro de poco tiempo ya no me verán; y dentro de otro poco me volverán a ver”. Esta expresión refiere a dos tiempos de lo que Jesús está a punto de cumplir. El primero se refiere a su vida terrena y a su presencia física entre los suyos, que está para concluir con la pasión y la muerta; el segundo se refiere a su vida gloriosa, que él inaugurará con su resurrección y que, para la comunidad de Juan, se extiende más allá de la presencia gozosa del Resucitado. El retorno del Señor no se limita a las apariciones pascuales, sino que se prolonga en el corazón de los creyentes con su presencia en ellos, que es visión y comunión experimentada de vida.
Las palabras del maestro resultan incomprensibles para los discípulos, que se plantean preguntas sobre ello. El evangelista subraya que Jesús conoce la intimidad de los suyos y las tribulaciones que les esperan e intenta alejar de ellos la tristeza, infundiéndoles la confianza en Él.
Tras la incomprensión de los discípulos viene la nueva revelación de Jesús: “Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría”. Las pruebas se abatirán sobre la comunidad cristiana, especialmente cuando le quiten al Esposo. Entonces con su muerte, ella experimentará el dolor y el llanto, la aflicción y el desconcierto mientras el mundo viviría en la alegría. Para la comunidad serán estos unos momentos de duda, oscuridad y silencio de Dios. Pero la historia tendrá su revancha y entonces la comunidad de los discípulos experimentará el gozo.
El cristiano debe saber que es imposible evitar en la vida el dolor, pero el remedio que da para sus penas no es la desesperación sino el gozo pleno y sereno, ya que su sufrimiento tiene una esperanza, su dolor está revestido de la luz del Resucitado. Nuestras luchas, dolores y sufrimientos son nuestra participación en la muerte y resurrección de Cristo.
Algunas preguntas que pueden guiar nuestra meditación:
1. ¿Cómo está mi fe y esperanza frente a los momentos difíciles de mi vida?
2. ¿Soy cristiano que vive sin esperanza, que viven como si el Señor no hubiera resucitado y nuestros problemas fuesen el centro de la vida?
3. Antes las dificultades y momentos difíciles ¿pienso en dejar mis cruces al borde del camino?
4. ¿Vivo mi bautismo con alegría?

Oración ¿Qué le digo al Señor según el texto?
Líbrame, Señor de la trampa de ser cristiano sin esperanza ni sufrimiento. Te pido me des fuerza para enfrentar todas las dificultades que encuentro en mi vida; que aumentes mi fe, para que crea en tu Palabra; aumentes mi esperanza para que me abandone en ti y confíe plenamente que nada me separará de tu amor. Que tu Espíritu nos fortalezca y conforte en las luchas, nos guíe hacia ti. Amen.

Contemplación ¿Cómo interiorizo el texto?
– “Dentro de poco tiempo ya no me verán; y dentro de otro poco me volverán a ver”
– “Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará”
– “Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría”

Acción ¿Cómo pongo en práctica lo reflexionado?
A asumir con alegría, entrega y decisión mis luchas, sufrimientos y dificultades, como participación en la Pasión de Cristo. A no perder la esperanza aun en los momentos de silencio de Dios.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 8, 5-17.

Lectio Divina Rosanna Quiroz ✍🏻 de República Dominicana. Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Santo, …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí