Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 22-29

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 22-29

Lectio Divina de Wendy Johanna Barrios de Guatemala

🕊 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo Ven, Espíritu Santo Ven, Espíritu Santo ven.
Llena mi corazón
Espíritu Santo Ven, Espíritu Santo Ven, Espíritu Santo ven.
Llena mi corazón
Ven con tu fuego, Y tu presencia
Ven con tu unción y abrázame, con tu poder lléname
Ven Espíritu Santo, hoy clamamos tu presencia, manda Señor esa presencia maravillosa de tu Espíritu Santo

📗 LECTURA: ¿Qué dice el texto? Del Evangelio según Juan 6,22-29

Después de que Jesús alimentó a unos cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el agua. Al día siguiente, la multitud que se había quedado en la otra orilla vio que Jesús no había subido con sus discípulos en la única barca que había allí, sino que ellos habían partido solos.
Mientras tanto, unas barcas de Tiberíades atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan, después que el Señor pronunció la acción de gracias.
Cuando la multitud se dio cuenta de que Jesús y sus discípulos no estaban allí, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm en busca de Jesús. Al encontrarlo en la otra orilla, le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo llegaste?”.
Jesús les respondió: “Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse. Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; porque es Él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello”.
Ellos le preguntaron: “¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”.
Jesús les respondió: “La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que Él ha enviado”.

Palabra del Señor

🧘🏼♂ MEDITACIÓN: ¿Qué me dice el texto?

Al ver como lo buscan, Jesús se dirige con cierta fuerza para con ellos, ustedes no me buscan porque en mi hayan encontrado lo que Yo soy capaz de darles, las Palabras de vida que transforman el corazón, el pan que alimenta y da sentido de eternidad a la vida, ustedes me buscan porque ustedes han podido saciar sus necesidades, ustedes me buscan por interés, ustedes no están conmigo porque Yo les signifique algo, dice Jesús, a ustedes en realidad no les importa mi persona, a ustedes les importa lo que Yo les doy, no quién soy yo.
Es un reproche fuerte de Jesús, pero necesario para hacer reaccionar y tratar de encontrar en el camino, a los que verdaderamente van a formar parte de esta comunidad nueva que está surgiendo, diferenciándose de aquellos que en realidad bajo la apariencia de interés de Jesús están detrás de sus propios intereses, cubrir sus necesidades básicas. Jesús es muy claro al respecto y más duro va a ser después, cuando hablando en términos de aquel alimento con el que se ofreció a ellos, dice que en realidad lo que recibieron es su propia carne, anticipadamente en el pan con el que se han alimentado, y solamente el que coma de la carne de Jesús, de la presencia de Jesús va a tener vida, el que no, no.

Les está diciendo: ustedes son unos interesados, y no están entendiendo que es lo que les estoy diciendo. Como se empieza a entender lo que Jesús está queriendo decir, es decir después de esta corrección, Jesús les muestra un camino. No les dice solamente, muchachos por acá no va la cosa, les dice por dónde va, va por el camino de la fe.
Jesús dice, no es por el lado de las obras, no está en el hacer la respuesta sino en el creer. Hagan la obra de Dios, dice Jesús, pero guarda porque hacer la obra de Dios no es cumplir con la ley no es ser buenito, no es ser solamente responsables, cumplir con la obra de Dios es creer en aquel que Él envió.
Y aquel que Él envió soy yo, está diciendo Jesús. Y para confirmar este misterio de comunión y de alianza en la fe con mi persona, este es el pan que yo les he dado. Por eso lo llamamos comunión.
– La gente tenía hambre, comió el pan y buscó más pan. Buscó el milagro y no la señal de Dios que en el milagro se escondía. ¿Qué es lo que más busco en mi vida: el milagro o la señal?
– Por un momento, haz silencio dentro de ti y pregúntate: “Creer en Jesús: ¿Qué significa esto para mí, en mi vida de cada día?”

🙏🏻 ORACIÓN: ¿Qué le respondo al Padre?

Dios mío, ¿qué necesito para llevar a cabo tus obras? Porque no quiero parecerme a los personajes de este Evangelio, que te buscaban sólo para pedir y recibir beneficios materiales. Eres mi Padre, me conoces y me amas, a pesar de mis debilidades. Te amo y confío en que iluminarás este rato de meditación para mostrarme cómo puedo llevar a cabo tus obras.
Señor, necesito una decisión firme para buscar en todo tu gloria. Me hace falta constancia y perseverancia para superar las dificultades o los entusiasmos pasajeros. El día de hoy quiero aprovechar el tiempo para amarte y servirte con fe, con generosidad, con decisión, hasta en los más pequeños detalles.

🙇🏽♂CONTEMPLACIÓN: ¿Qué palabra, frase o actitud resuena más en mí?

“Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse. Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre.

🙋🏼🚶🏼♀🏃🏼 ACCIÓN: ¿A qué me compromete el texto?

Busquemos a Cristo en la Eucaristía, de forma desinteresada no a pesar de… Lo que nos pueda gustar o disgustar de Él, si no sabiendo que la Eucaristía es el punto privilegiado de encuentro de amor hacia nosotros de manera desinteresada.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Wendy Johanna Barrios Ortiz

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

4 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí