Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 35-40

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 35-40

Lectio Divina por Eduardo Ramírez de Guatemala

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo
Llena nuestras vidas del amor,
que junto al Padre y al Hijo,
nos inunda de las gracias celestiales.
Danos tu luz iluminadora,
transforma mi mente y mi corazón
en recipientes vacíos,
dispuestos a llenarse de la Palabra,
para transformar nuestras vidas.
Amén.

1. Lectura (Juan 6,35-40)
¿Qué nos dice el texto?

“Quien viene a mí no pasará hambre,
quien cree en mí nunca tendrá sed”
“Jesús les respondió: «Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí nunca tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.
Pero ya les he dicho: ustedes no creen, aunque me han visto. Todos los que me da el Padre vienen a mí, y al que viene a mí no lo rechazaré. Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad, sino la del que me envió. Y la voluntad del que me envió es que no pierda a ninguno de los que él me ha dado, sino que lo resucite en el último día. Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna y yo lo resucite en el último día.»

1.1 Releamos el texto

Después de haber reflexionado sobre la pesca milagrosa y ver la autoridad de Jesús sobre los elementos, el Evangelio de Juan nos lleva de nuevo junto a Jesús a la multitud de discípulos que lo siguen. Jesús, antes de iniciar el discurso más bello de la Sagrada Escritura conocido como “El Pan de Vida”, nos recuerda qué es lo que debe ser prioritario, creer en Jesucristo y su anuncio.
Por primera vez en el Evangelio de Juan, Jesús nos recuerda que Él es el “Yo Soy”, luego nos dirá: “Yo soy el Buen Pastor”, “Yo soy la Verdad”, “Yo soy la Luz del mundo” … ese Yo Soy que nos remite al libro de Éxodo 3, 14, don Dios se le revela a Moisés. Jesús nos recuerda que, a través de Él, Dios se hace presente, que vino para quedarse con nosotros, porque está interesado en la salvación de cada uno de nosotros, porque quiere que en Él, todos seamos uno.
¿Por qué Jesús se presenta a sí mismo como el Pan de Vida? Porque el pan, que hace referencia a los alimentos, es vital para la vida de las personas. Sin alimento no podemos vivir. Por eso Jesús nos dice que Él es causa de vida, que donde Él está brota la vida. Nos dice que, para tener vida verdadera, debemos alimentarnos de Él. Por lo tanto, debemos buscar a Jesús con la misma motivación con la que buscamos el pan que alimenta nuestro cuerpo. ¡Cristo debe ser vital para nuestra vida!

2. Meditación
¿Qué nos dice el texto?

En nuestra vida, tenemos muchas necesidades, algunas materiales, como el alimento, la vivienda, la ropa, la medicina, etc. también hay necesidades como el status profesional, de reconocimiento ¿Cuáles son las necesidades que más ocupan nuestra mente?
Hoy en día tenemos hambre de la verdad ¿Olvidamos que Jesús es la verdad?
Tenemos hambre de una mejor calidad de vida ¿Olvidamos que Jesús vino para darnos vida y vida en abundancia?
Tenemos hambre de amor ¿Olvidamos que Dios es amor y que Cristo entregó su vida y padeció por amor a nosotros?
Sólo Jesús puede llenar esa hambre que tenemos en nuestra existencia. ¿Cuáles son nuestras necesidades que tenemos en nuestras vidas y que sólo Jesús nos puede satisfacer?

3. Oración
¿Qué me hace decirle al Señor el texto?

“Señor Jesús,
sé que vienes a mi encuentro,
tú me conoces, conoces mis debilidades,
sabes cuales son mis necesidades,
de qué tengo hambre.
Sólo Tú puedes llenar mi vida,
sólo Tú puedes satisfacer mis necesidades,
Sólo Tú puedes darme verdadera vida
y vida en abundancia.
Me abandono a Ti.
Amén

¿Qué oración suscita en mi corazón el texto del Evangelio que acabamos de leer?

4. Contemplación
¿Qué transformación hace en mí esta Palabra de Dios?

Silencia el corazón, silencia tu mente, deja que la Palabra de Dios inunde tus pensamientos y tus sentimientos.
Puedes repetir un versículo, una palabra, una expresión que te lleve a reconocer al “Yo Soy” en tu vida.
Yo repetiré: “Dame Señor de ese Pan que la Vida Eterna”.
¿Qué expresión te hace ahondar en el texto del Evangelio?

5. Acción
¿Qué acción concreta me invita el texto para hacer vida el Evangelio?
a. Te invito a que hagas una reflexión de qué tienes hambre y pídele al Señor que te dé ese pan para saciar esa hambre.
b. Mira a tu alrededor, tus amigos, tus familiares y ve qué hambre hay en ellos, pídele al Espíritu Santo que te ilumine para poder acercarlos a Jesús y que puedan en Él saciar su hambre.

Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

 

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 18-21

Lectio Divina Jorge Alberto Ortiz – Colombia 🇨🇴 0. Invocación al Espíritu Santo 🕊 Veni …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí