Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 60-69

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 60-69

Lectio Divina por Eduardo Rafael García de Honduras

Sábado III Semana de Pascua Ciclo B

Sábado 24 de abril 2021                                                                     

 0. Invocación al Espíritu Santo🕊️

Ven Espíritu Santo, dador de dones y gracias que vienen desde la creación con el soplo de vida, renovando hasta nuestros días.

Ven Comunión de Amor entre Dios Padre y Dios Hijo, haznos vivir en esa íntima relación con la Santísima Trinidad, siendo dóciles en el servicio.

Ven fuente de la que mana toda santa inspiración y que, al Leer, Meditar y Orar la Palabra, podamos hacerla vida en y hacia el amor, manifestándola en nuestras relaciones de hermanos.

Amén.

1. Lectio ¿Qué dice el texto? (Juan 6, 60-69) 📖

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús dijeron al oír sus palabras: “Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”

Dándose cuenta Jesús de que sus discípulos murmuraban, les dijo: “¿Esto los escandaliza? ¿Qué sería si vieran al Hijo del hombre subir adonde estaba antes? El Espíritu es quien da la vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida, y a pesar de esto, algunos de ustedes no creen”. (En efecto, Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo habría de traicionar). Después añadió: “Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya no querían andar con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?” Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”.

Palabra de Dios

Reflexionemos tomando en cuenta a los personajes, a los que Jesús se ha dirigido en el Discurso del Pan de Vida:

  1. Muchedumbre: Testigo de la multiplicación de los panes.
  2. Que viendo el milagro (material) y al no seguir viendo a Jesús con ellos, se embarcan desde Tiberíades hasta Cafarnaún.
  3. Buscan saciar su hambre material.
  4. Se dejan llevar por los signos sensibles (multiplicación de los panes), más que por lo que representa y simboliza.
  5. Los judíos: que aparecen como signo de contradicción e incredulidad.
  6. Al estar presentes en la Sinagoga de Cafarnaún y escuchar el Discurso de Pan de Vida, dejan que sus oídos estén cerrados ante varias revelaciones del Mesianismo de Jesús.
  7. “Yo Soy” El Pan de Vida (v. 35).
  8. “Es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo” (v. 32c).

iii.    “Yo soy el pan que ha bajado del cielo” (v.42; 51).

  1. “Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida” (v.55).
  2. “¿Y cuando vean al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?
  3. Los discípulos: que al igual que la muchedumbre, fueron testigos de la multiplicación de los panes, se embarcan (solos) hacia Cafarnaún, pero en medio del mar son testigos de la autoridad de Jesús frente al mar = “símbolo de cosas negativas”. 
  4. En la mayor parte del discurso de su maestro ellos permanecen expectantes, sin decir palabras, hasta el final de mismo.
  5. Unos dejan de seguir a Jesús frente a la radicalidad de sus palabras (v. 65-66).
  6. ¿Eran igual que la muchedumbre, que seguía a Jesús por signos sensibles y materiales?
  7. Los doce: a lo largo del texto bíblico, son testigos de las afirmaciones que Jesús hace sobre su persona: “Yo Soy” evocando el nombre Divino.
  8. “Soy yo, no teman” (v.20).
  9. Yo Soy el Pan de Vida (vv. 35. 41. 48. 51).

2. Meditatio ¿Qué me dice el Texto?

El evangelio de hoy nos presenta el final del discurso del Pan de Vida que hemos venido reflexionando durante toda la semana. También quiere mostrarnos la exigencia que implica la fe cristiana y la necesidad de solidificar nuestro compromiso ante la propuesta de Jesús. 

“Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”, con esta frase, se refleja cómo varios discípulos renunciaron al seguimiento de Cristo. Vale la pena reflexionar y pensar si en realidad estamos dispuesto a seguirle, a pesar de las exigencias de la fe o si caeremos en la tentación de asumir las propuestas que el mundo nos ofrece. La decisión de marcharnos o quedarnos depende de cómo nosotros asumimos el mensaje que Cristo nos ofrece. Además, Él mismo se entrega en su palabra y en su Eucaristía, ante lo cual, podemos afirmar igual que Pedro: “Señor, ¿a quién iremos?, sólo tú tienes Palabras de Vida Eterna”. Detente un momento y piensa, a la luz de la Palabra: ¿Tú también quieres irte?

3. Oración ¿Qué le respondo al Señor?🙏

Señor, creemos en ti. Creemos que por amor te has quedado en tu Palabra y en tu  Eucaristía para darnos el Pan que nos da la vida. Confiamos en tu planes divinos y te pedimos en estos momentos de oración una fe que nos haga ver mucho más allá de las preocupaciones y de las tristezas de cada día para poder caminar siempre hacia delante.

4.    Contemplación ¿Cómo interiorizo el mensaje?🙋🏻‍♂️

Repetimos la frase: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”.

5.    Acción – ¿A qué me comprometo con Dios?🏃‍♂️

Ofreceré la Eucaristía por todos aquellos que sufren por no poder celebrar la Eucaristía presencial.

Compartiré alimentos con alguien que esté necesitado.

 

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Eduardo Rafael Garcia Carias

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 13, 24-30

Lectio Divina por Saulo Ruíz de El Salvador Sábado XVI Semana Tiempo Ordinario Ciclo B …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí