Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 12, 35-38

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 12, 35-38

Lectio Divina por Marcos Díaz de Argentina

0. Invocación al Espíritu Santo

“Rey celeste,
Espíritu consolador,
Espíritu de verdad,
que estás presente en todas partes
y lo llenas todo.
Tesoro de todo bien
y fuente de vida, ven.
Habita en nosotros,
purifícanos y sálvanos,
tú que eres bueno.

Amén.”

1. Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 12, 35-38

35 Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas. 36 Sean como los ⁹hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta. 37 ¡Felices los servidores a quienes el Señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlo. 38 ¡Felices ellos, si el Señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!
Palabra del Señor.

Lectura: ¿Qué nos dice el texto?

Comentario breve:
Esta exhortación a la vigilancia es frecuente en labios de Jesús (Mt 24, 42-44; Mc13, 33-37). Las parábolas del rico necio (Lc 12,16-30) y la del pobre Lázaro (Lc 16, 19-31) indican que Lucas pensaba en la venida, el fin de los tiempos, sin excluir al encuentro con Jesús que tendremos en nuestra propia muerte corporal. Tres puntos de reflexión:

1. ¿Cuál es la Actitud?
La esperanza cristiana es activa y no pasiva. Es vivir en la esperanza del retorno de Jesús estando preparados. Esa preparación, como la explica Jesús, consiste en estar vestido con ropa de trabajo para estar disponible en cualquier momento para el trabajo (estar ceñidos) y mostrar la casa iluminada en la noche, una casa donde hay actividad y se encuentra dispuesta para la llegada del Señor (lámparas encendidas). Significa perseverar a pesar del cansancio de la vida cotidiana, de las dificultades, de los golpes y caídas que siempre se viven en mayor o menor medida en la vida humana, porque existe la promesa del retorno del Amado.

2. La llegada: no sabemos cuándo regresará el Señor, nos recomienda Jesús esperar. Esta espera debe ser de toda la vida, como esperó Abraham quien a edad avanzada salió a una tierra desconocida, para tener una descendencia abundante como la arena del mar y las estrellas del cielo, según la promesa de Dios. En muchas ocasiones sintió que esa promesa no se cumpliría, pero siguió esperando y vio cumplida la promesa. De la misma manera nosotros debemos recorrer la vida, de jóvenes a ancianos, con la firme esperanza en las promesas de Dios.

3. Bienaventuranza y premio: Jesús felicita, les dice “bienaventurados”, a los que estén atentos y vigilantes a la llegada del Señor abriéndoles prontamente. Y el premio será que el mismo Señor les servirá la comida. Es lo que Jesús dice “Yo estoy entre ustedes como el que sirve” (Lc 22, 27).

2. Meditación – ¿Qué me/nos dice el texto?

Me tomo unos momentos para meditar esta Palabra que me ha sido dada. Mediante estas preguntas intentaremos rumiar aún más el texto bíblico:
• ¿Qué me sugieren las figuras del “estar ceñido y con la lámpara encendida” a mí?
• ¿Considero que vivo en una actitud de espera y vigilancia?
• ¿Cómo vivo las dificultades de la vida? ¿Me hacen mantenerme vigilante o me abruman, me generan cansancio y ¿desatención a la promesa de retorno del Señor?
• ¿Considero que estoy preparado para el encuentro con el Señor en cualquier instante de mi vida?
Trata de agregar tus propias meditaciones a esta LD comunitaria.

3. Oración – ¿Qué le decimos al Señor?

Como oración de esta lectio divina, quisiera que leyéramos en actitud orante este pasaje de la Carta a los hebreos (11, 8-10):
“8 Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de Dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber a dónde iba. 9 por la fe, vivió como extranjero en la Tierra prometida, habitando en carpas, lo mismo que Isaac y Jacob, herederos con él de la misma promesa.10 Porque Abraham esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios”.
Por favor comparte tu oración con todos los Cristonautas.

4. Contemplación – ¿Cómo interiorizo el texto?

Te propongo que repitamos durante este día la siguiente frase:
» Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas» (Lucas 12, 35)

5. Acción – ¿Cómo llevo a la vida esta Palabra?

Como sugerencia te comparto una posible acción para este texto: poner en práctica alguna actitud de esperanza activa, como ayudar a alguien que necesite tu compañía hoy.
Te toca a ti compartir una acción para llevar a la vida esta Palabra escuchada.

Acerca de Marcos Díaz

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 21, 5-11

Lectio Divina por el Padre Árysson Magalhães de Brasil ORAÇÃO AO ESPÍRITO SANTO «Divino Espírito …

4 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí