Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 14,1.7-11

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 14,1.7-11

Lectio Divina por Rodrigo Manuel Barreto de Paraguay

 

Invocamos al Espíritu Santo

Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre
lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.

Amén.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 14,1.7-11:

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: «Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a éste.” Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al contrario, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba.” Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»

Palabra del Señor

Lectura, ¿Qué dice el texto?

Entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer.
Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal.
Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

En esta cita la enseñanza de Jesús en el Evangelio de hoy: no es una referencia a una situación remota que se pueda dar en lo cotidiano, sino una lección que nos muestra cual es el camino que debemos seguir para verdaderamente seguirlo a Él y sus enseñanzas. Qué bueno sería hacer un examen de conciencia cada uno, un verdadero examen que nos lleve a descubrir qué hay dentro de nuestros corazones, hacernos preguntas como: ¿Cuántas veces me ha vencido la soberbia?, ¿Cuántas veces he menospreciado a los demás?  O ¿En qué momentos de tu vida te has comportado con humildad?

Un examen de conciencia, planteado en la humildad y en la verdad según las palabras del Señor, seguro que nos ayudará a descubrir si estamos siguiendo el camino que nos enseña Jesús o en realidad somos un/a fariseo más.

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor Jesús te doy gracias por tus enseñanzas que son perfectas, te pido que me ayudes a fortalecer mis virtudes, a reconocer humildemente cada defecto y a cambiar, concédeme la humildad y sencillez de nuestra madre María; que todas mis acciones y pensamientos sean coherentes y no permitas que me convierta en un fariseo más.

Regálame la gracia de servirte humildemente. Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“Todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”

Acción, ¿A qué me comprometo con Dios?

A aceptar mis errores y practicar la humildad

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Rodrigo Manuel Barreto Roa

Bueno un poco de mi, fui catequista de confirmacion 2 años, hasta que empeze a trabajar en la pastoral juvenil, desde el 2008, miembro del Instituto Diocesano de Pastoral de Juventud y miembro del equipo de pastoral de comunicaciones de la diocesis, Coordinador de la Comisión Nacional JMJ Rio 2013 por la Conferencia Episcopal Paraguaya.

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 8, 16-18

Lectio Divina por Greicy Ramírez Aldana de Colombia Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Divino. …

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí