Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 9, 22-25

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 9, 22-25

Lectio Divina por Gerardo Escamilla de México

*Invocación al Espíritu Santo.
Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de sabiduría:
dame mirada y oído interior
para que no me apegue a las cosas materiales,
sino que busque siempre las realidades del Espíritu.
Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de amor:
haz que mi corazón
siempre sea capaz de más caridad.
Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de verdad:
concédeme llegar al conocimiento de la verdad
en toda su plenitud.
Ven a mí, Espíritu Santo,
agua viva que lanza a la vida eterna:
concédeme la gracia de llegar
a contemplar el rostro del Padre
en la vida y en la alegría sin fin.
Amén.

1.-Lectura:
San Lucas (9,22-25):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día».
Entonces decía a todos:
«Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz cada día y me siga. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se arruina a sí mismo?».

2.-Meditacion:
La Cuaresma es un tiempo ideal para trabajar en nuestro camino de perfección. Sin embargo, una de las primeras preguntas que nos debemos hacer es: ¿Qué tan decidido estoy a seguir a Jesús?

Hoy escuchamos cuáles son las condiciones para seguir a Jesús, y nos damos cuenta de que no son fáciles: «Negarse a sí mismo», es decir, renunciar a nuestros gustos, deseos y aficiones, para acomodarnos a los de Jesús y su evangelio; y «tomar la cruz de cada día», lo cual implica hacer con amor todo lo que se nos presente a lo largo de la jornada: Lo bueno y lo que no nos agrada. El problema de nuestro cristianismo hoy es que queremos las ventajas de ser cristiano sin asumir las responsabilidades que esto implica (actitud muy difundida hoy en nuestro mundo: Beneficios sin obligaciones).

La Cuaresma puede ser una buena oportunidad para iniciarnos en el ejercicio de la renuncia. Será muy difícil que logremos renunciar a nosotros mismos si no somos capaces de renunciar a un poco de comida, a una golosina, a un rato de televisión. Pensemos bien de qué manera utilizaremos nuestra Cuaresma para que la Pascua sea verdaderamente una «Pascua de Resurrección». (Fuente: Evangelización Activa)

3.-Oración:

4.-Contemplacion:

Cerremos nuestros ojos y contemplemos al señor y ofrezcamos esas cosas que tanto cuesta, o nos ha costado dejar, pidámosle al señor fortaleza y pidámosle que nos enseñe a vivir de acuerdo a su voluntad, no tengamos miedo Dios no quita nada, Él lo da Todo.

5.- Acción:

Ágamos un compromiso concreto, elabora una lista y ponle nombre a, aquellas cosas que piensas sacrificar y ofrecer por el bien de tu alma y de tu vida.

Acerca de Juan Gerardo Escamilla Ochoa

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 12-17

Lectio Divina José Carlos Rivera Rivera de Honduras 🇭🇳 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Ven Espíritu …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí