Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 10, 7-15

LECTIO DIVINA
JUEVES 11 DE JULIO DE 2024
Jueves XIV Semana Tiempo Ordinario
Marlon Vaca de Ecuador ✍🏻🇪🇨

0 – Invocación

Precioso Espíritu Santo, hoy te necesito, hoy deseo con mi corazón ferviente que vengas, topes mis oídos y los abras que hoy deseo escuchar tu voz. Topa mi mente que hoy quiero aprender de ti. Topa mi corazón que hoy quiero hacer viva tu palabra en mi vida. Solo contigo este momento es especial, por ello te lo ruego, hoy te necesito. Ven precioso, ven. Amen

1 – Lectura Evangelio según san Mateo 10, 7-15:

Vayan y anuncien esto: ‘El Reino de los Cielos está cerca’. Curen a los enfermos, limpien a los leprosos, resuciten a los muertos y expulsen a los demonios. Lo que han recibido sin pagar, lo deben dar sin pagar. No lleven monedas de oro, plata o cobre en su cinturón. En este viaje, no lleven una bolsa, ni una túnica extra, ni sandalias, ni bastón para sostenerse, porque el trabajador tiene derecho a recibir lo que necesita para vivir”.

“Al ingresar a una ciudad o pueblo, busquen a alguien que quiera recibirlos y quédense en la casa de esa persona hasta que salgan de ese lugar. Cuando entren en una casa, salúdenla. Si la gente de esa casa se lo merece, el saludo de paz estará con ellos. Pero, si no los reciben bien, la paz se regresará a ustedes. Y si en cualquier casa o ciudad la gente no los recibe, ni los oye, abandonen ese lugar, y sacúdanse el polvo de los pies. Ciertamente les digo que, en el día del juicio, el castigo será más tolerable para las ciudades de Sodoma y Gomorra que para esa ciudad”.

¿Qué dice el texto?

Este pasaje se desarrolla sobre un contexto muy importante, anteriormente Jesús mostró una serie de milagros y enseñanzas que demuestran su compasión, poder y autoridad. Al final del anterior capítulo, Jesús señaló la necesidad de más obreros para la mies y comienza a preparar a sus discípulos para enviarlos en una misión específica. En el inicio de este capítulo, Jesús llama a los doce apóstoles, les da autoridad para sanar y expulsar demonios, y les da instrucciones específicas sobre a quién deben dirigirse y cómo deben llevar a cabo su misión. Esto establece el escenario para el pasaje que meditaremos, donde Jesús detalla las instrucciones y expectativas para su misión.
Este pasaje se divide en cuatro partes claramente detalladas. Primero la proclamación del Reino, siendo un llamado a la conversión y preparación para la inminente intervención divina en la historia. Los actos de curar a los enfermos, resucitar a los muertos, limpiar a los leprosos y expulsar demonios son señales del Reino y muestran la autoridad de los apóstoles como representantes de Jesús.
Segundo, habla de la dependencia de la providencia. Las instrucciones de no llevar provisiones materiales subrayan la necesidad de confiar en la provisión de Dios y la hospitalidad de las comunidades a las que se dirigían. Esta práctica también destacaba la urgencia y pureza de la misión, alejándose de cualquier apariencia de ganancia material.
Tercero menciona la hospitalidad y paz. Al entrar en una casa, los discípulos debían buscar a alguien digno y quedarse allí, ofreciendo su paz. Esto reflejaba la importancia de la hospitalidad en la cultura del Medio Oriente antiguo. La paz ofrecida por los discípulos es una bendición que se retira si no es aceptada, simbolizando la seriedad de aceptar el mensaje del Reino.
Y por último el juicio sobre el rechazo. La instrucción de sacudir el polvo de los pies al salir de una ciudad que no los recibe es un acto simbólico que indica el juicio sobre esa ciudad. La referencia a Sodoma y Gomorra, ciudades conocidas por su destrucción debido a su pecado, subraya la gravedad de rechazar el mensaje del Reino.

2 – Meditación. ¿Qué me dice a mí el texto?

Este texto es muy interesante de escuchar en el corazón, pues implica los principios fundamentales para aplicarse en la vida y misión del creyente actual.
Primero Jesús nos habló de la proclamación del Reino de los Cielos y a realizar actos milagrosos como señal del Reino de los Cielos y podemos meditar ¿es mi vida un testimonio personal del Reino de los Cielos? ¿demuestro con mi servicio comunitario y con mi trabajo por la justicia social el Reino de Dios en acción?
Jesús nos habló de la dependencia de la Providencia, confiando en la hospitalidad de aquellos a quienes servirán, confiando en la provisión de Dios y no en los recursos propios. Por ello podemos meditar ¿vivo con sencillez y generosidad, confiando en que Dios proveerá lo necesario mientras se lleva a cabo su obre?
Nos habló de la hospitalidad y la paz, instruyendo de buscar a alguien en cada ciudad y ofrecer la paz a las casas que nos reciben. Por ello podemos meditar, ¿practicamos la hospitalidad, creamos espacios de paz y aceptación? ¿construimos relaciones basadas en el respeto mutuo y la reconciliación?
Nos habló de la reacción al rechazo, sacudiéndonos el polvo de los pies, dejando atrás a quien rechazan el mensaje. Por ello podemos meditar, ¿nos desanimamos al rechazo o la oposición? ¿perseveramos y no perdemos la esperanza, sabiendo que el rechazo forma parte del camino?
Nos habló dándonos autoridad para sanar a los enfermos y expulsar demonios, podemos meditar, ¿nos involucramos en obras de sanidad y ayuda a través de la asistencia médica, apoyo emocional y espiritual?
Por último, Jesús nos pidió que lo que recibimos sin pago lo demos sin pago. Por ello podemos meditar ¿practicamos la generosidad y el servicio desinteresado, compartimos nuestros dones y recursos con los demás sin esperar nada a cambio?

3 – Oración ¿Qué le respondo yo a Dios?

Señor, suelo tambalear mucho en el camino, a veces olvido la misión que me encomendaste, y por ello acudo a ti, porque solo en ti tengo mi fuerza, quiero ser testimonio del Reino de los Cielos, quiero confiar en ti plenamente, quiero ser símbolo de la paz y hospitalidad y quiero poder perseverar con fervor, lo haré contigo y solo de tu mano. Te necesito mi Señor y necesito de tu palabra para guiarme. Permíteme servirte con pasión. Te amo. Amen

4 – Contemplación

Contemplemos en intimidad de nuestro ser, en nuestro lugar secreto donde solo Dios nos conoce, las palabras de Jesús.
“El Reino de los Cielos está cerca”

5 – Acción

Llevemos este texto a nuestra realidad, a nuestra vida y demos testimonio vivo del Reino de los Cielos, con obras y acciones muy sencillas que marcaran la diferencia. Podemos hablar con amigos, familiares o colegas cuando surja la oportunidad, sin necesidad de ser predicador, sino con la siempre experiencia de como mi fe influye en mi vida.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 10, 34-42. 11, 1

Hola queridos Cristonautas, Les saluda Bibiana Diaz Munar desde Colombia,✍🏻🇨🇴 con alegría les comparto la …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí