Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 12, 46-50

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 12, 46-50

Lectio Divina por Gabriela de la Barra de Bolivia

Oración inicial
Muéstrate misericordioso con tus hijos, Señor, y multiplica sobre ellos los dones de tu Gracia, para que, encendidos de fe, esperanza y caridad, perseveremos fielmente en el cumplimiento de tu ley. Por nuestro Señor. Amen.

Lectura
Del santo Evangelio según Mateo 12,46-50
Todavía Jesús estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él. Alguien le dijo: «¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte.» Pero él respondió al que se lo decía: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?» Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumpla la Voluntad de mi Padre de los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»

Reflexión
La familia de Jesús. Los parientes llegan a la casa donde se encuentra Jesús. Probablemente venían de Nazaret. Su madre estaba con ellos. No entran, pero envían un recado. Para entender bien el significado de esta respuesta conviene mirar la situación de la familia en el tiempo de Jesús. En el antiguo Israel, el clan, es decir la gran familia (la comunidad) era la base de la convivencia social. Era la protección de las familias y de las personas, la garantía de la posesión de la tierra, el cauce principal de la tradición, la defensa de la identidad. Era la manera concreta que la gente de la época tenía de encarnar el amor de Dios en el amor al prójimo. Jesús nos da el ejemplo. Cuando su familia trató de apoderarse de él, reaccionó y alargó la familia. Creó comunidad.

Para la reflexión personal
• Vivir la fe en comunidad. ¿Cuál es el lugar y la influencia de las comunidades en mi manera de vivir la fe? ¿Cómo comparto mi fe en mi primera comunidad, la casa de dónde vengo?
• Hoy, en grandes ciudades, la masificación promueve el individualismo que es lo contrario de la vida en comunidad. ¿Qué estoy haciendo para combatir este mal? ¿Qué hago ante tantas situaciones de dolor para la comunidad más grande que son los hijos de Dios?
Oración final
Amado Jesús, que mi corazón pueda abrirse a todo antes de caminar, que sea dócil a la realidad en la que vivo, pero sobre todo que pueda verte en todos, y sobre todo en los más cercanos. Amén.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Garbriela De La Barra

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí