Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 19, 16-22

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 19, 16-22

Lectio Divina por Eduardo Pineda de Guatemala

Invocación a Espíritu Santo.

¡Oh Espíritu Santo, abre mi mente y corazón para recibir tu Palabra que me nutra, que llene mi vida, que penetre cada rincón de mi vida, para que, amándote en todo y sobre todas las cosas, consigamos alcanzar tus promesas, que superan todo deseo. Ven Espiritu Santo y limpia mi vida, dame tus siete dones para llegar a gozar de la vida eterna.

Lectura del Evangelio Mateo 19, 16-22

En esto se le acercó uno y le dijo: «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir vida eterna?» Él le dijo: «¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.» «¿Cuáles?» -le dice él. Y Jesús dijo: «No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo.» Dícele el joven: «Todo eso lo he guardado; ¿qué más me falta?» Jesús le dijo: «Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego sígueme.» Al oír estas palabras, el joven se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes.

1. Lectura / ¿Qué dice el texto?

El joven no acepta la propuesta de Jesús, pues era muy rico y también cumplidor de la ley de Dios. Una persona con ese perfil cree estar protegida por la seguridad que la riqueza le da, y por cumplir la ley simplemente por obligación. Tiene dificultad en abrir la mano de su seguridad. Muchas veces, el deseo de riqueza crea en ellos una enorme dependencia. Y no tiene más tiempo para dedicarse al servicio del prójimo, de hecho cuando le pregunta a Jesús “Maestro, ¿qué tengo que hacer para poseer la vida eterna?” Jesús le recuerda (porque a decir del joven los sabe): “No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Es muy significativa la respuesta de Jesús. El joven había preguntado por la vida eterna. ¡Quería la vida junto a Dios! Pero Jesús sólo recordó los mandamientos que hablan respecto de la vida junto al prójimo!. Para Jesús, sólo conseguiremos estar bien con Dios, si sabremos estar bien con el prójimo. Marcos dice que Jesús miró al joven con amor (Mc 10,21). Jesús pide mucho, pero lo pide con mucho amor. El joven no acepta la propuesta de Jesús y se fue, “porque tenía muchos bienes”.

QUE DICE EL TEXTO

¿Con quienes está Jesús?
¿Con quién se dá el diálogo en este texto del Evangelio? (y sus características)
¿Cuál es el mensaje central del texto del texto?

2.- Meditación / ¿Qué me dice a mí el texto?

Para esta meditación, quiero usar un fragmento del texto del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud de 2015:
Una vez les pregunté: ¿Dónde está su tesoro? ¿En qué descansa su corazón? Sí, nuestros corazones pueden apegarse a tesoros verdaderos o falsos, en los que pueden encontrar auténtico reposo o adormecerse, haciéndose perezosos e insensibles.
A veces creemos que estamos alcanzando la vida eterna porque cumplimos por cumplir, vamos a la Eucaristía, acompañamos a jóvenes o grupos, nos formamos, pero internamente no hemos seguido al Señor por nuestra riqueza, la que sea… por ello el joven rico se retira entristecido.
El bien más precioso que podemos tener en la vida es nuestra relación con Dios. ¿Lo creen así de verdad? ¿Son conscientes del valor inestimable que tienen a los ojos de Dios? ¿Saben que Él los valora y los ama incondicionalmente? Cuando esta convicción desaparece, el ser humano se convierte en un enigma incomprensible, porque precisamente lo que da sentido a nuestra vida es sabernos amados incondicionalmente por Dios._

Preguntas para nuestra propia meditación

¿Dónde está mi tesoro y en que descansa mi corazón?
Si me falta desprenderme de algo, ¿Qué es y de qué debo hacer para tener vida eterna?
En verdad ¿ya estoy listo para seguir al Señor?
¿Soy consciente del valor inestimable que tengo a los ojos de Dios?
¿Entiendo que Dios me valora y me ama incondicionalmente? No por lo que tengo y me invita a ser perfecto desapegándome de las cosas que me bloquean.

3. Oración / ¿Cómo le respondo yo al Señor?

¡Quiero ser feliz basándome en el amor, en el amor sin límites, en la entrega, en el desprendimiento de mi yo, en el servicio generoso, en la caridad bien entendida, en la paciencia de dadivosa! ¡Señor, quiero participar de tu felicidad encontrándome cada día contigo y desde ti con los demás!
4. Contemplación / ¿Cómo interiorizo la Palabra en mi vida?
Que la invitación de Jesús resuene en mi corazón, repito y medito todo el día…
«Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego sígueme.»

5. Acción / ¿A qué me comprometo?

Debo dar un paso para seguir avanzando en mi encuentro con Jesús, de que cosa sencilla me puedo desprender hoy… o en que me puedo comprometer para ayudar a mis hermanos.
Queridos hermanos, que Dios nos bendiga a todos y nos permita renunciar a lo que nos aleja de su amor y misericordia. Un gran abrazo desde Guatemala.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre Eduardo Pineda

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 12, 39-48

Lectio Divina por Nydia Cano de México 👼🏻Invocamos al Espíritu Santo Ven oh santo Espiritu!, …

0 0 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí