Inicio / Lectio Divina Dominical / Lectio Divina Dominical V del Tiempo Ordinario Ciclo B

Lectio Divina Dominical V del Tiempo Ordinario Ciclo B

«Vamos a otros lados a predicar»

Hno. Ricardo Grzona, frp

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3” o en Download

PRIMERA LECTURA: Job 7, 1-4.6-7
SALMO RESPONSORIAL: 147 (146), 1-2.3-4.5-6
SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 9, 16-19.22-23

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,
Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BÍBLICO: Marcos 1, 29-39

29 Poco después de haber salido de la sinagoga, Jesús con Santiago y Juan fueron a la casa de Simón y Andrés. 30 La suegra de Simón estaba en la cama con fiebre. Tan pronto como Jesús llegó, le dijeron que estaba enferma. Él se le acercó, la tomó de la mano y la ayudó a ponerse de pie. La fiebre se le quitó y ella comenzó a servirles.

32 Por la tarde, después del atardecer, trajeron a Jesús a todos los enfermos y a las personas que estaban poseídas por demonios 33 de manera que toda la gente de la ciudad se había reunido frente a la casa. 34 Jesús sanó a muchas personas de todo tipo de enfermedades y expulsó a muchos demonios; Él no dejaba que los demonios hablaran, porque sabían quién era Él.

35 Temprano en la mañana, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la ciudad, se fue a un lugar desierto y se quedó allí rezando. 36 Simón y sus compañeros lo buscaron 37 y cuando lo encontraron, le dijeron: “Todos te están buscando”.

38 Jesús les respondió: “Vamos a otro lugar, a las aldeas cercanas para que yo pueda predicar el Evangelio allí también, porque para esto he venido”.

39 Así caminó por Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando a los demonios.

TRADUCCIÓN NUEVO EVANGELIZADOR

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Estudio Bíblico.

El Evangelista Marcos pone en el inicio del ministerio de Jesús en primer lugar que Él vino a enseñar y transmitir la Buena Noticia. Es tan “buena” que hasta los demonios salen corriendo… como vimos el domingo pasado. Pero su inicio es con “Palabras y Obras”, porque son las obras las que darán autoridad para que Él pueda decir lo que dice.

Una primera obra de Jesús explícitamente expuesta es la curación de la suegra de Pedro. Pero esto explicará algo más que un milagro. Explica la situación social en la que se encontraba el Apóstol Pedro. Si fueron a “su casa” y “su suegra” estaba con fiebre, al curarla “ella inmediatamente se puso a servirles”. Esto implica que Pedro estaba en la casa de los padres de su “prometida” (nunca mencionada en los Evangelios) y allí estaría seguramente pagando la dote con trabajo. Pues no se explicaría que su suegra hubiera ido a visitarles y al recuperarse de su enfermedad se hubiera puesto a servir en una casa ajena (esto, según las costumbres judías, en las que una mujer sólo servía en su casa).

Se ha regado la noticia de que alguien con gran poder de Dios ha venido a liberar del mal. Y debemos hacer un poco de memoria. El mal entró en el mundo por el pecado y desde entonces es que nuestra humanidad se deja influir por las ataduras del maligno. Pero lo que es peor, comenzó a tomar dominio el príncipe de este mundo que es Satanás. Por eso, la creencia que es que cuando alguien sufría alguna enfermedad era a causa del pecado. Jesús superará luego esta visión. Los que vienen a ver a Jesús son liberados hasta de los demonios. Sin embargo Marcos pone en el Evangelio una frase muy importante que retomaremos en la oración: “Jesús no les permitía hablar a los demonios, porque ellos sabían quien era Él.” Es muy curioso. Los espíritus impuros gobernados por el demonio, saben quién es Jesús y los que habían estudiado las Escrituras, todavía están con dudas. Este antagonismo hará que Jesús sea siempre un signo de contradicción.

Otro tema destacable es que Jesús está en una actitud de oración. Y no se fue al templo. Se fue a un lugar despoblado. Lo que nos quiere decir el Evangelista es que Jesús nos enseña que cualquier lugar puede ser bueno para encontrarse con Dios.

“Todos te están buscando” le dicen. Sin embargo, hay una frase que será como el hilo conductor de todo el Evangelio de Marcos. “Vamos a otros lados a predicar, porque para eso he venido”. Jesús no se queda encerrado en sus conceptos. Sino todo lo contrario, sale a llevar la Buena Noticia y con ella salen corriendo los demonios. La predicación del Evangelio, ya es suficiente para decir que el Reino de Dios ha llegado y por lo tanto está expulsando al maligno que se había apoderado de la humanidad.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Cómo comienza este relato?
  2. ¿Dónde se dirige Jesús?
  3. ¿Quién estaba con fiebre? ¿Qué hizo Jesús? ¿Qué hizo luego la suegra de Pedro?
  4. ¿Qué hizo la gente al enterarse que Jesús estaba allí?
  5. ¿Cómo trató a los necesitados? ¿Qué signos realizó?
  6. ¿Porqué Jesús no les permitía hablar ni manifestarse a los demonios?
  7. ¿Qué hizo luego Jesús, a dónde se fue?
  8. ¿Qué le dijeron los discípulos al Señor?
  9. ¿Qué respondió Jesús?
  10. ¿Qué otros signos hizo en Galilea?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. La curación de la suegra de Pedro nos debe ayudar a ver algo. Ella inmediatamente se puso a servir ¿Acaso nosotros no llevamos más el deseo de acercarnos a Jesús para que nos realice algún milagro y luego que nos va bien desaparecemos?
  2. ¿A quién buscábamos en realidad? ¿A Jesús, el Mesías, el Señor, que también puede hacer milagro, o a los milagros de Jesús? Es importante distinguir este acercamiento.
  3. En el manejo de mis emociones frente a la enfermedad y las dolencias ¿soy capaz de acercarme al Señor para que me ayude a liberarme de los males que me aquejan?
  4. Es curioso que los demonios sepan mucho de Jesús. ¿Cuánto sabemos nosotros de Jesús? ¿Y lo que sabemos de Jesús, lo utilizamos para sentirnos superiores a los que saben menos? ¿Qué nos inspira este texto?
  5. Jesús va un despoblado a orar: ¿Cuántas cosas necesitamos para poder orar nosotros? Muchos no oran si no tienen un templo, una música, un objeto religioso ¿Qué enseñanza podemos sacar de este texto?
  6. Jesús invita a sus discípulos a salir para anunciar la Buena Noticia ¿Qué nos dice Jesús hoy a nosotros?
  7. Por la Palabra predicada se expulsaba el mal. ¿qué podemos decir hoy nosotros?

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

Vamos a tomar la Segunda Lectura de este Domingo y vamos a hacerla propia, tomada de la primera Carta a los Corintios:

9,16: Anunciar la Buena Noticia no es para mí motivo de orgullo, sino una obligación a la que no puedo renunciar. ¡Ay de mí si no anuncio la Buena Noticia! 9,17: Si lo hiciera por propia iniciativa, recibiría mi salario; pero si no lo hago por propia voluntad, es que me han confiado una administración. 9,18: ¿Cuál será, entonces, mi salario? Anunciar gratuitamente la Buena Noticia sin hacer uso del derecho que su anuncio me confiere.
  9,19: Siendo del todo libre, me hice esclavo de todos para ganar al mayor número posible.9,20: Con los judíos me hice judío para ganar a los judíos; me sometí a la ley con los que están sometidos a ella, como si yo lo estuviera, aunque no lo estoy, para ganar a los sometidos a la ley. 9,21: Con los que no tienen ley, yo, que no rechazo la ley de Dios, porque estoy sometido a la ley de Cristo, me hice como uno de ellos para ganar a los que no tienen ley.
  9,22: Me hice débil con los débiles para ganar a los débiles. Me hice todo a todos para salvar por lo menos a algunos.
  9,23: Y todo lo hago por la Buena Noticia, para participar de ella.
  9,24: ¿No saben que en el estadio todos corren, pero uno solo recibe el premio? Corran entonces para conseguirlo.

Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor.

Añadimos nuestras intenciones de oración.

Amén.

4.- CONTEMPLACIÓN: ¿Como interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

«Vamos a otros lados a predicar»
(Versículos 38)

Y así, vamos pidiéndole al Señor ser testigos de la resurrección para que otros crean.

5.- ACCION: ¿A qué me o nos comprometemos con Dios?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

En lo personal, vuelvo a leer detenidamente las lecturas.  Se trata del anuncio de la Buena Noticia, y cómo la Palabra de Dios tiene poder sobre el mal. Voy a buscar esta vez a alguna persona, preferentemente mayor, que por algún motivo tenga baja su esperanza y voy a animarla en el proceso de creer en la Buena Noticia, que es capaz de liberarnos.

Con tu grupo, discutimos sobre el porqué nos acercamos a Jesús, si buscándolo a Él o a sus milagros. Y también elegimos una acción que nos saque de nuestro medio de seguridad. Vamos a ir a anunciar a otras personas, especialmente a aquellos que viven en la “periferia existencial” de la vida, y llevar un mensaje de alegría, de compartir, de solidaridad. Así hacemos creíble la Buena Noticia, mientras mejoramos nuestro entorno.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Lectio Divina Dominical de la Santísima Trinidad Ciclo B

«Vayan y hagan discípulos de todas las naciones» Hno. Ricardo Grzona, frp Critian Buiani, frp …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí