EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 12, 38-44

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 12, 38-44

Lectio Divina por Carmen Amelia Reyes Liscano de Venezuela

Memoria del Inmaculado Corazón de María

Invocación al Espíritu Santo
 ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO
(Cardenal Verdier)
Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza
para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.
Amén.
Y que Dios transforme nuestro ❤ y nos permita guardar su Palabra en el, así como María guardaba todas las cosas en el ❤

Lectura
MC 12, 38-44
En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo:

-«¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pre­texto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigurosa.»

Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo:

-«Les aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

En este pasaje del Evangelio se nos muestra a Jesús enseñando a sus discípulos,  así como utilizaba las parábolas, también acudía a utilizar hechos reales para escribir los valores más hermosos en el corazón de sus discípulos.
En esta oportunidad presenta la hipocresía de los escribas,  estos eruditos, doctores de la fe que enseñaban a los judíos y cuyo comportamiento es cuestionado por Jesús, se aprovechaban de su condición para hacerse de los primeros lugares en banquetes y plazas, se paseaban entre el pueblo con sus ropajes y carruajes, así como también se aprovechaban de la generosidad de los más desprotegidos. Dice Jesús que ellos recibirán una sentencia más justa.
En este mismo episodio Jesús llama la atención sobre una viuda pobre que echa dos monedas en el arca de las ofrendas. Vale la pena resaltar que el arca de las ofrendas era como una gran cornucopia de metal, que sonaba al contacto con las monedas, por lo que mientras más monedas echaban, más ruido hacía. En medio de estos despliegues de “generosidad”, esta viuda, que me imagino que hasta con vergüenza, por el poco ruido que hizo su ofrenda, coloca la suya.

Jesús dice a sus discípulos lo impensable, les hace saber que esta viuda ha echado más que todos los demás con todos sus ruidos y algarabías. Pues los demás han puesto de lo que les sobra, ella ha echado todo cuanto tenía para vivir.

Meditación
¿Cómo doy testimonio de mi fe en medio de los hermanos? ¿He sido o he conocido en mi Iglesia Católica gente como los escribas? ¿estoy dispuesta/o a dar todo lo que tengo o siempre doy lo que me sobra?

Oración:
Señor Jesús: perdóname por cada vez que he querido vanagloriarme, por las veces que me he paseado frente a mi prójimo ignorando sus necesidades, por todas las veces que no haciendo caso a tu llamada he querido responderte solo en el tiempo que me sobra. Te pido fuerza Señor para responderte con generosidad, ayúdame a darme por completo, mi vida entera quiero darte. Esto que soy, esto te doy. Amén

Contemplación
Repite conmigo
《La viuda ha echado más que nadie》
Todo lo que tengo te lo doy

Acción:
Como compromiso personal me propongo a hacer una revisión de vida, preguntándome ¿qué le estoy dando al Señor? Y como compromiso comunitario, invitar a mi familia a hacer un acto de generosidad con aquellos necesitados que ignoramos y que, en medio de nuestra crisis, sufren más que nosotros y necesitan de nuestra generosidad

Amén
Mis oraciones por todos los países de Latinoamérica y sus necesidades particulares. Un abrazo y feliz sábado

Sobre Carmen Amelia Reyes Liscano

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 17-19

Lectio Divina por Ana Lorena Peña de Oleo de República Dominicana Invocación al Espíritu Santo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

*