Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 7, 40-53

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 7, 40-53

Lectio Divina por Alex Cerna de Honduras

Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo ilumina nuestros corazones, Con la fuerza infinita de tu luz y sabiduría Y prepáranos para este encuentro con Jesús; Se el centro de nuestras vidas y el centro de nuestras familias, Ayúdanos y danos el coraje para que podamos responderá tu llamado y a la misión que nos has encomendado. Espíritu Divino abre nuestro entendimiento a tu Palabra eterna y llénanos de la Alegría de Jesús.
Amén

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (7, 40-53)

En aquel tiempo, algunos de los que habían escuchado a Jesús comenzaron a decir: “Éste es verdaderamente el profeta”. Otros afirmaban: “Éste es el Mesías”. Otros, en cambio, decían: “¿Acaso el Mesías va a venir de Galilea? ¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá de la familia de David, y de Belén, el pueblo de David?” Así surgió entre la gente una división por causa de Jesús. Algunos querían apoderarse de él, pero nadie le puso la mano encima.

Los guardias del templo, que habían sido enviados para apresar a Jesús, volvieron a donde estaban los sumos sacerdotes y los fariseos, y éstos les dijeron: “¿Por qué no lo han traído?” Ellos respondieron: “Nadie ha hablado nunca como ese hombre”. Los fariseos les replicaron: “¿Acaso también ustedes se han dejado embaucar por él? ¿Acaso ha creído en él alguno de los jefes o de los fariseos? La chusma ésa, que no entiende la ley, está maldita”.

Nicodemo, aquel que había ido en otro tiempo a ver a Jesús, y que era fariseo, les dijo: “¿Acaso nuestra ley condena a un hombre sin oírlo primero y sin averiguar lo que ha hecho?” Ellos le replicaron: “¿También tú eres galileo? Estudia las Escrituras y verás que de Galilea no ha salido ningún profeta”. Y después de esto, cada uno de ellos se fue a su propia casa.
*Palabra del Señor.

 

Lectura: ¿Qué dice el texto?

En este Evangelio podemos ver como las palabras de Jesús llenan los corazones de los judíos que lo reconocen como el mesías pero también increpan a los sumos sacerdotes que los exhibe y desnuda su hipocresía, que buscan de distintas maneras callarlo y arrestarlo, e inclusive se sienten traicionados por algunos de ellos mismo como Nicodemo el cual intercede por Jesús y les solicita un juicio justo, pero ellos cegados de envidia replican que nada bueno viene de Galilea.

 

Meditación: ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Jesús es claro y directo en su mensaje, y nos habla hoy en día con autoridad y hechos, que inclusive también a nosotros nos cuestiona y nos llama convertirnos cada día más; o todavía a pesar de ese mensaje no hemos podido reconocerlo o asumirlo como rey y mesías de nuestra vida, será que nuestro pensar y actuar refleja que no creemos en El,
Esta lectura nos deja algunas interrogantes:
¿Creo que Jesús es el Mesías o todavía tengo dudas?

 

Oración: ¿Qué le respondo a Dios?
Señor, Que tu palabra suene y resuene en nuestros corazones, que siempre podamos reconocerte como nuestro Señor, se tu nuestra fortaleza y refugio, Señor Jesús tu que conoces nuestro corazón y nos conoces por nuestro nombre, ayúdanos a ser siempre testigos de tu presencia en nuestras vidas.
Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
Me quedo pensando repetidamente en la frase » Éste es verdaderamente el profeta; Éste es el Mesías”.

 

Acción: ¿A qué me comprometo con Dios?
1. A Leer y saborear tu palabra y saborear cada día.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 12-17

Lectio Divina José Carlos Rivera Rivera de Honduras 🇭🇳 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Ven Espíritu …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí