Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 4, 24-30

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 4, 24-30

Lectio Divina por Liliana Ocampo de Colombia

Lunes III Semana de Cuaresma Ciclo B

✝️ Veni Creator

Ven, Espíritu Creador,

visita las almas de tus fieles llena con tu divina gracia,

los corazones que creaste. 

Tú, a quien llamamos Paráclito, don de Dios Altísimo,

fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción. 

Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú, dedo de la diestra del Padre; 

Tú, fiel promesa del Padre; que inspiras nuestras palabras. 

Ilumina nuestros sentidos; infunde tu amor en nuestros corazones; y, con tu perpetuo auxilio,

fortalece la debilidad de nuestro cuerpo. 

Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto la paz,

sé nuestro director y nuestro guía, para que evitemos todo mal. 

Por ti conozcamos al Padre, al Hijo revélanos también;

Creamos en ti, su Espíritu, por los siglos de los siglos 

Gloria a Dios Padre,

y al Hijo que resucitó,

y al Espíritu Consolador,

por los siglos de los siglos. Amén.

 

 ✝️ 1. Lectura del santo Evangelio según san Lucas (4,24-30):

Habiendo llegado Jesús a Nazaret, le dijo al pueblo en la sinagoga:

«En verdad os digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo. Puedo aseguraros que en Israel había muchas viudas en los días de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado sino Naamán, el sirio».

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo echaron fuera del pueblo y lo llevaron hasta un precipicio del monte sobre el que estaba edificado su pueblo, con intención de despeñarlo.

Pero Jesús se abrió paso entre ellos y seguía su camino. 

Palabra del Señor

✝️ 2. MEDITACIÓN

¿Qué me dice el texto?

En ocasiones pensamos que lo que se nos pide parece ilógico, así como Naamán rechazó lo que el profeta le pidió que hiciera por su bienestar, pero sus siervos pidieron a él que por favor obedeciera que nada podía perder con su mandato, así como los ciervos la comunidad de nuestra Iglesia nos apoya para que podamos ser libres de perjuicios y ataduras, sólo debemos tener fe y la confianza puesta en Aquel que dio todo por amor a nosotros; teniendo seguridad  que él jamás  nos hará daño, antes bien nos ofrece grandes promesas de amor.

Nosotros podemos ser instrumentos para ayudar a quien duda a continuar adelante.

Y así llevarlo a cumplir la voluntad de Dios. 

Recordemos que la vida del Evangelio está llena de oposiciones que nos parecen ilógicas, pero es la obediencia la que nos lleva a  la felicidad.

El Dios que seguimos, en el que creemos es poderoso y cuida de nosotros. 

Jesús nos dice en el Evangelio ningun profeta  es aceptado en su propia pueblo:  así como antes los profetas eran perseguidos, maltratados y asesinados ahora los ignoramos y los alejamos, porque molestan nuestra forma de pensar y actuar.

Queremos que Dios obre según nuestras necesidades y gustos pero olvidamos que él no mira raza, color, ubicación geográfica o posición política, él actua con amor en el lugar y momento adecuado, buscando el bien para los que lo aman.

La cuaresma nos invita abrir nuestro corazón al Evangelio y al mensaje de los Profetas. 

Para reflexionar:

– ¿Tengo la fe suficiente  para obedecer a lo que Dios me pide?

– ¿Vivo según la justicia aún cuando pienso que es una locura?

– ¿Acepto y actuo conforme a  la voluntad de Dios  en su Evangelio? 

✝️   3. ORACIÓN

¿Qué le digo a Dios?

Señor, ¿cómo éstas? 

Yo estoy triste y pensativo, quisiera tener una fe fuerte, pero olvidé la grandeza de la oración y  la comunión contigo.

Me siento vacío Cuando tú no estás en mi vida, te he hecho a un lado porque quise sentirme libre olvidando que sólo tú me haces libre.

Señor aumenta mi fe para vivir conforme a tu  Evangelio, vivir de la mano con mis hermanos que necesitan de mí, de lo poco que soy y lo mucho que tú me puedes dar para poder ayudar en el momento que ellos necesiten de ti.

Hazme un instrumento tuyo para poder dar más de lo que podría dar sin ti, para trabajar con un espíritu penitente, con gozo, paz, moderación. Trabajar conscientemente,  anteponiendo el deber a mis tendencias e inclinaciones, considerando como un honor usar y desarrollar en mi trabajo los dones que he recibido de ti.

Señor ayúdame a ser  lo que tú quieres de mí. 

✝️ 4. CONTEMPLACIÓN

¿Cómo interiorizo la Palabra?

– Muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo.

– Ningún profeta es aceptado en su pueblo. 

✝️ 5. ACCIÓN🚶🏻‍♀️🚶‍♀️ 

¿A qué me comprometo con Dios?

– Escuchar los consejos de sus siervos  y ponerlos en práctica. 

– Interiorizar el Evangelio para que se haga vida en mi.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Liliana Ocampo Colombia

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 29-32

Lectio Divina por Jorge Ortiz de Colombia 0. Invocación al Espíritu Santo🕊️ Ven Santo Espíritu …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí